Archivo por meses: Agosto 2015

¿Conducir bajo los efectos del alcohol o de la marihuana?

WBGettyImages-104574310

El alcohol es peor. “Los efectos sobre el cerebro del alcohol se relacionan con una afectación de la capacidad de concentración y de atención. Eso puede influir a nuestra capacidad de reaccionar ante un imprevisto. También es importante tener en cuenta, la ralentización en la velocidad de los reflejos y que la habilidad con el volante se ve reducida por la disminución de la coordinación. Y además, produce somnolencia.

En cuanto a los efectos sobre el sistema nervioso del cannabis, que afectan a la conducción, cabe destacar la alteración en la percepción y en el movimiento, además de la concentración.

Ambas sustancias son peligrosas y se ha comprobado su presencia en multitud de accidentes.

La cuestión a la hora de compararlas es complicada si atendemos a diferentes dosis, susceptibilidades individuales, posibilidad de mezcla de varias sustancias, etc.

Ante la pregunta de cuál es más peligrosa, probablemente me decantaría por el alcohol por la afectación cerebelosa que altera la coordinación y por la alteración en los reflejos“, dice el neurólogo Carlos Tejero, vocal de la Sociedad Española de Neurología.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Para la circulación sanguínea llevar ropa muy ajustada o el sedentarismo?

WBGettyImages-470344697

El sedentarismo es peor. Aunque, en junio, los medios se  hacían eco de un caso publicado en la revista Journal of Neurology Neurosurgery & Psyquiatry, en el que se detallaba cómo una mujer de 35 años había sido ingresada en un hospital con graves secuelas por llevar ropa muy ajustada. Había estado ayudando a una amiga suya en una mudanza y , tras varias horas en cuclillas haciendo cajas, al levantarse, notó como los pantalones le apretaban aún más y no podía mover las piernas. Cuando llegó al hospital, tuvieron que cortarle los jeans y descubrieron unas piernas llenas de edemas, un bloqueo en los nervios del peroneo y una rabdiomiólisis, es decir, la descomposición de tejido muscular que termina con la necrosis del músculo.

Y es que, como dice la doctora Miren Morillas, miembro de la Fundación Española del corazón (FEC): “El riesgo cardiovascular puede estar guardado en nuestro armario… El uso continuado de esa ropa tipo “segunda piel”, especialmente las telas gruesas no transpirables, favorecen y mucho, la aparición de problemas cardíacos: dificultando el retorno venoso con aumento del trabajo del corazón, la tensión arterial, la acumulación de edemas y toxinas y facilitando la temida celulitis o incluso trombos venosos en las piernas. Pero por otro lado, la inactividad física es la cuarta causa de muerte en los países de desarrollados detrás del tabaquismo, la hipertensión arterial y diabetes. Tanto es así, que ya se denomina “síndrome de la muerte del sedentario”, en el que un individuo muere a causa de la diabetes, enfermedades del corazón e hipertensión, tan ligadas a la inactividad física. Por tanto, lo aconsejable es cuidar el corazón con ejercicio diario y vistiendo ropa holgada, que permita una buena respiración y oxigenación de nuestro cuerpo, así como la transpiración de nuestra piel”, asegura .

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest