Para reducir el estrés ¿dar un golpe en la mesa o pegar un grito?

WBgetty117144838(1)

Un golpe en la mesa es peor. “Por lo general, la expresión de las emociones ayuda a disminuir la activación fisiológica propia de cada una de ellas, es decir, si estamos enfadados y damos un grito, es posible que liberemos gran parte de la tensión y el estrés que sentimos. Pero hay que tener en cuenta que, según el contexto, esta expresión puede ser contraproducente. Por ejemplo, si nos enfadamos en el trabajo por algo que nos ha dicho nuestro jefe y le gritamos, es posible que las consecuencias nos produzcan aún más estrés. En este caso, si expresamos nuestro enfado de otra forma más suave, le haremos saber al otro que nos ha disgustado su forma de proceder igualmente, reduciremos nuestro estrés y puede que hagamos que caiga en la cuenta y cambie su actitud. Lo que también colaborará a hacernos sentir mejor. En cuanto al golpe en la mesa, este tipo de expresiones violentas son siempre contraproducentes y acaban generando más estrés”, termina Antonio Cano Vindel, psicólogo y Presidente de la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés (S.E.A.S).

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + = dos