Archivo por meses: noviembre 2014

¿Para el ánimo ver películas trágicas o escuchar canciones tristes?

FI012505

Aunque pueda parecer lo contrario, ambas cosas son beneficiosas para el ánimo. De hecho, según una investigación reciente publicada por la revista PLOS ONE y realizada por investigadores de la Universidad Libre de Berlín (Alemania) escuchar canciones tristes aporta beneficios emocionales. Los propios investigadores aseguran que, aunque la tristeza normalmente se juzga como indeseable y se evita, en realidad, sentirla de forma simulada, como ocurre con las canciones, es un modo de aprender a modular las emociones negativas y trabajar la empatía. Además, tras una investigación con 772 sujetos de diferentes nacionalidades, concluyeron que la música triste evoca una amplia gama de emociones como la nostalgia y la ternura, que también son consideradas emociones saludables. Por último, en sus conclusiones, esta investigación apunta que quienes más partido sacan a la música triste son quienes están experimentando angustia emocional, sienten más empatía y baja estabilidad emocional.

En cuanto a las películas, según una investigación de la Universidad de Ohio, cuando vemos Love Story (en la foto) o Campeón (según una investigación de la Universidad de Berkeley es la película más triste de la historia), estas nos recuerdan las cosas positivas que nos suceden a diario y ensalzan la relación con nuestros seres queridos aumentando la sensación de bienestar. Estos investigadores demostraron que cuanto más triste es el argumento más aumenta la satisfacción de los espectadores con su propia vida y los niveles de felicidad de quienes las ven.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Para la piel atópica el frío o una hidratación incorrecta?

WBgetty108222507

Una hidratación incorrecta, es peor.  Según Leonor Prieto, dermatólogo y directora científica de LA ROCHE-POSAY: “Una buena hidratación es la base fundamental para una piel atópica. En estas pieles la barrera cutánea protectora se encuentra alterada, siendo la vía de entrada de diversos alérgenos, que irritan la piel y hacen que los brotes aparezcan con más facilidad. La hidratación restaura el equilibrio de estas pieles, devolviéndoles no solo suavidad y elasticidad, sino haciéndolas más resistentes a los agentes agresivos externos, entre ellos el frío”.

Además, según los expertos, la mejor manera de espaciar los brotes es lavarse con un jabón lo más suave posible. También es importante secarla sin frotar y mantenerla hidratada con una crema emoliente especial para este tipo de pieles, que sufre el 15% de la población. Entre los niños es la enfermedad crónica de la piel más común ya que se calcula que el 25% de los niños la padecen y es el motivo del 60% de las consultas de los dermatólogos pediátricos.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Para resfriarse no abrigarse o ventilar mal?

WBgettypop021

Permanecer en sitios cerrados con falta de ventilación es peor. De hecho, los expertos aún no tiene muy claro la relación del frío con el resfriado pues, en realidad, se trata de una enfermedad provocada por un virus en la que estar más o menos abrigado no debería influir. Según Jose María Molero García, médico de familia del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia: “No se ha demostrado que la exposición al frío, sin una prenda de abrigo inadecuada facilite la aparición de resfriados o gripe. Por lo tanto, es más importante minimizar o evitar la exposición a las secreciones que contienen el virus, especialmente en espacios cerrados que abrigarse”. Pero la mayoría de los casos se dan en los meses de invierno ¿por qué?

“Aunque es posible resfriarse en cualquier época del año, la mayoría de las personas lo hacen en los meses más fríos del año, normalmente entre noviembre y abril. Y es que es en esta época del año cuando se dan las condiciones climatológicas óptimas (bajas temperaturas y baja humedad relativa) para que estos virus puedan permanecer bastante tiempo en el ambiente, fuera del cuerpo humano.

La propagación de virus catarrales se realiza principalmente mediante la emisión por los enfermos de gotitas microscópicas  que contienen el virus al hablar, toser o estornudar y que se mantienen en el aire durante el tiempo suficiente para alcanzar la vía respiratoria (nariz o boca) o los ojos de las personas no infectadas. También es posible la transmisión mediante un contacto personal cercano con los infectados o con las superficies u objetos contaminados con secreciones del enfermo.

Además, en las épocas más frías del año, las personas convienen durante más tiempo en lugares cerrados, cálidos y poco ventilados, facilitándose la transmisión de las infecciones respiratorias. Además la baja humedad ambiental de los espacios cerrados, favorece la sequedad de las fosas nasales haciendo a las personas más susceptibles al contagio. El riesgo de infección es menor en lugares bien ventilados o al aire libre en presencia de las personas enfermas”, termina Molero.

 Otro factor que te librará de coger un resfriado es tener un sistema inmunitario reforzado ¿cómo conseguirlo? Pues según un estudio de la Universidad de Pensilvania realizado por Carl Charnetski y Francis Brennan, mantener relaciones sexuales al menos dos veces a la semana te ayudará.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest