¿Qué es peor meterse al agua nada más comer o tras estar al sol?

WBgetty89772388

Es peor después de tomar el sol, sin duda. ¡La infancia que nos han dado con eso de que había que dejar entre dos y tres horas para bañarse después de comer! Y sin embargo, solíamos hacer tiempo jugando en la playa a la hora de mayor exposición solar. “El conocido corte de digestión es en realidad un shock por contraste de temperaturas entre la piel caliente y el agua más fría, de modo que se producen una serie de reflejos cardiovasculares que pueden llegar a producir una pérdida de conocimiento y ahogamiento, o directamente una parada cardiorrespiratoria. La “hidrocución” es el término médico para este problema, y no tiene relación directa con la digestión.

Lo mejor es permanecer a la sombra, después sumergirse en el agua despacio, acondicionando la temperatura del cuerpo a la del agua, independientemente del tiempo transcurrido tras la comida, que debe haber sido ligera. El peligro de hidrocución aumenta si la comida ha sido muy abundante, si el agua está muy fría y si la piel está muy caliente“, cuenta María Jesús Esparza, secretaria del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no Intencionadas en la Infancia de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 3 = cinco