Archivo por meses: Agosto 2014

¿Qué es peor al hacer el amor la depilación integral o no depilarse?

WBgetty83807372

Lo peor es estar depilado. “Siempre que sean los dos integrantes
de la pareja quienes han optado por la depilación integral”, aclara Ramón Grimalt, dermatólogo y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Y es que, al mantener relaciones sexuales totalmente depilados, estamos más expuestos a contraer enfermedades venéreas, incluido el sida.

Cuando los dos sujetos que practican sexo lo hacen sin pelo en la zona genital, cambia considerablemente la superficie de roce que hay entre las dos personas. En este caso, el preservativo está protegiendo un área muy pequeña donde hay riesgo de contraer enfermedades. Sin embargo, si existe un cojinete de pelo y aire entre las dos personas, no existe contacto de piel con piel excepto en la parte que cubre el preservativo. Esta es la razón por la que ahora estamos viendo en el pubis enfermedades que antes solo veíamos en el pene y los genitales. Y es más: la mayoría de enfermedades de transmisión sexual se transfiere por contagio a través de pequeños traumatismos. Y al depilarse con cuchilla, por ejemplo, es muy probable hacerse microheridas, que serán la puerta de entrada de la infección”, explica Grimalt.

Además, la presencia del vello púbico parece estar relacionada con la transmisión de feromonas sexuales. De hecho, tenemos glándulas apocrinas (las que segregan estas hormomas)  entre el ano y los genitales, que crecen en tamaño y actividad a la misma vez que se despierta nuestra sexualidad, durante la adolescencia. Algo que también ocurre en otros mamíferos en los que sí está comprobado que tienen una función durante el apareamiento. En nuestro caso, la ciencia aún no ha logrado demostrarlo pero el hecho de que su falta nos traiga más infecciones en la zona.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Qué es peor dormir poco o dormir demasiado?

WBgetty80567594

Las dos opciones son malas, si se convierten en crónicas. Lo óptimo es dormir 7 horas según los expertos. Según el doctor Gonzalo Pin, de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia: “Es como si nos preguntáramos: ¿Qué es peor: comer muy poco o comer en demasía? Pues comer muy poco, tiene consecuencias a corto plazo (hipoglucemia, irritabilidad, pérdida de peso y calidad de vida..) mientras que, comer demasiado, las tiene a medio y  largo plazo ( sobrepeso-obesidad, hipercolesterol, mayor tendencia a diabetes…).

Con el sueño ocurre algo semejante: dormir poco a corto plazo disminuye nuestra capacidad de controlar el humor, aumentan nuestra imprecisión y nuestros errores o accidentes, etc. Mientras que dormir demasiado se ha relacionado con un incremento de la mortalidad a largo plazo. Cada persona tiene en cada etapa de su vida unas determinadas y personales necesidades de sueño que en los adultos oscila entre las 6 y las 9 horas de sueño. La respuesta a este dilema es que tanto el exceso como el defecto crónico del sueño tiene consecuencias negativas para nuestra salud y calidad de vida. Cada uno deberíamos dormir de manera habitual el número de horas que nuestro organismo nos demande. Para ello será necesario, especialmente en nuestra sociedad, cambiar muchos de nuestros hábitos  y horarios”.

Esta semana el doctor Shawn Youngstedt, un experto en sueño de la Universidad de Phoenix,  asegura en The Walt Street Journal que lo más saludable es dormir una media de siete horas, y no ocho como se pensaba hasta ahora. También, en este artículo, se hace referencia a otra investigación de Daniel F. Kripke, un profesor emérito de psiquiatría de la Universidad de California, San Diego, que asegura que la gente que duerme entre 6,5 y 7,4 horas tiene una tasa de mortalidad más baja que quienes registran horas de sueño por encima o por debajo de este intervalo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest