¿Comer una tostada que se ha caído al suelo o a la encimera?

WB107670067

A la encimera. “En la mayoría de los casos, es más seguro hacer una ensalada en la tapa del váter que en la encimera”, asegura Charles Gerba, profesor de Microbiología de la Universidad de Arizona (EEUU).   Según este experto, la mayoría de nosotros desinfectamos el váter todo el tiempo, pero no prestamos la misma atención a la encimera, que es, según él, el lugar con más microbios de la cocina: “Al limpiarla, los paños y esponjas que usamos no hacen más que propagar los gérmenes que contienen”.

Sin embargo, una investigación reciente de la Universidad de Aston que ha analizado la tranferencia de bacterias a un alimento que se cae al suelo unos segundos asegura que, en determinadas circunstancias, la contaminación es mínima. En realidad intentaba demostrar la regla de los cinco segundos, muy popular en la cultura anglosajona, que asegura que los alimentos que permanezcan ese tiempo en el suelo pueden ingerirse, pues las bacterias no tienen tiempo suficiente de adherirse a su superficie. Según esta investigación, comerse un alimento poco pegajoso, como una tostada, que se ha caído a un suelo normalmente limpio como el de una cocina, en el que permanece menos de 5 segundos, no es peligrosa. Pero el equipo de Aston concluye su estudio advirtiendo: “Aunque la posibilidad de llevarse una bacteria patógena siempre está ahí”.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve − = 6