Archivo por meses: marzo 2014

¿Secarse las manos con papel o con un secador de aire?

WBgetty172310975

Definitivamente con un secador de aire. De hecho, la mayoría de los establecimientos nuevos optan por no poner aparatos de secado de manos. ¿La razón? Según una investigación llevada a cabo por el biólogo molecular Keith Redway, de la Universidad de Westminster, los secadores de aire caliente pueden aumentar  la presencia de gérmenes hasta en un 255% debido a que el aire dentro de estas máquinas es de todo menos estéril. Y las bacterias que contienen pueden ser propulsadas hasta dos metros desde el lugar en el que se encuentra anclado el aparato.

Según Redway estos secadores no son más que un foco de esparcimiento de gérmenes que acaban en nuestras manos. Y esta contaminación es más probable en los secadores en los que hay que colocar la manos dentro, pues es más fácil que haya transferencia bacteriana, al poner las manos en contacto con los gérmenes que han dejado otros usuarios previamente.

Sin embargo Dyson, la empresa que fabrica los secadores de aire en los que hay que introducir las manos, aseguró que la investigación de Redway era parcial y engañosa. Según dicha compañía, sus secadores incorporan filtros que matan el 99% de las bacterias presentes en el aire y su uso es mucho más respetuoso con el medio ambiente que el del papel.

Pero para Redway utilizar papel de usar y tirar es, sin duda, la mejor opción pues reduce la contaminación bacteriana en un 77%.

Por último, algo que es díficil de rebatir, es el tiempo que tardamos en secarnos las manos con uno y otro sistema. Según Redway los usuarios de papel tardaron una media de 10,5 segundos en secarse las manos, frente a los 21,9 segundos que utilizaron los usuarios del secador de aire. Y según otra investigación realizada en Australia por Cunrui Huang, de la Universidad de Tecnología de Queensland esta diferencia incrementa la posibilidad de adquirir bacterias pues la transferencia de bacterias es más probable cuanto más tiempo tengamos las manos húmedas.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Llevar zapatos de tacón o unos demasiado planos?

WB184233400

Sin duda, con tacón es mucho peor. Muchas veces hemos oído hablar de lo bueno que es llevar un poco de tacón y lo malísimo que es andar siempre plano o con zapatillas deportivas, que “nos ensanchan los pies”. Pues la mayoría de estas creencias son erróneas, como nos cuenta Juan Carlos González, experto en calzado del Instituto de Biomecánica de Valencia:  “El cuerpo humano está preparado para andar plano, es decir sin ningún tipo de altura de tacón y el simple hecho de calzarnos ya eleva el pie unos dos centímetros, que es la altura óptima para equilibrar la carga, ayudarnos a dar el paso y, en definitiva, ir bien calzados”.   Entonces, ¿qué sucede cuando llevamos un tacón más alto?

Cuando aumentamos la altura del tacón aún más desequilibramos el cuerpo y pasamos las tensiones, que normalmente se producen en el talón, a la zona delantera del pie. Así que, con una altura de entre 5 y 7 centímetros, el 90% del peso se soporta sobre esa zona que no está preparada para ello. Además, cuando sometemos a la pierna a este esfuerzo durante mucho tiempo, el cuerpo se adapta. Si llevamos mucho tiempo un tacón alto, toda la zona muscular y los tendones de la zona de la pantorrilla, los gemelos o el tendón de aquiles, se acortan. De ahí que quienes han sufrido esta adaptación tengan molestias al ir planos e incluso puedan sufrir lesiones en la fibra muscular. Y por último, el tacón también produce un desequilibrio en la cadera que puede llevar a tener problemas de espalda”, explica González .

Además, en cuanto al ancho del pie, González asegura que lo de afear el uso de calzado ancho también es una falacia: “En realidad, como se estropea el pie es metiéndolo en un zapato demasiado estrecho, que le oblige a replegarse, los zapatos anchos dejan libertad al pie y eso es lo óptimo“.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Dejarse la ropa interior sucia o no ponerse nada?

WB127041273

A todos/as os habrá pasado alguna vez en un día de esos en los que un imprevisto la noche anterior no te ha permitido pasar por casa.

Según el Dr. Luis Martínez Cortés, ginecólogo del Hospital de Getafe y profesor de la Universidad Europea asegura: “Hay que mantener la higiene en una zona tan sensible como el área genital. Así que conviene cambiarse de ropa interior si está sucia, y por higiene (si se lleva falda) o comodidad (si se lleva pantalón); mejor llevar ropa interior que no llevarla“.

Y es que a lo largo de la jornada, la ropa interior acumula rastros de sudor, secreciones, orina y heces que pueden provocarnos alguna infección urinaria y roces en la piel.  Así que, si hay que elegir, mejor soportar el roce de un pantalón que una infección.

Aunque el que la ropa haya pasado por la lavadora tampoco es garantía de nada. Según Charles Gerba, un experto en microbiología de la Universidad de Arizona, hay algunos tipos de suciedad presentes en la ropa interior que contaminan la lavadora y el resto de la ropa. Sobre todo la materia fecal que puede incluir gérmenes tales como el E.Coli, salmonela e incluso el virus de la hepatitis. La mejor forma de evitarlo es lavar este tipo de ropa con el programa de agua más caliente que tengamos en la lavadora, según recomienda el propio Gerba en su informe.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Sonarse la nariz o sorber los mocos?

WB155140497

Según el libro Aprende a respirar, de Hiltrud Lodes: “Cuando la respiración se ve obstaculizada, se recomienda absorber las mucosidades por la nariz”. Porque, dice esta autora, cuando nos sonamos: “El peligro de contagio aumenta, ya que se alarga el resfriado y se amplía la superficie sometida al virus. Además, a menudo, al sonarnos, empujamos el contenido de la nariz ligeramente al interior de los senos nasales en vez de expulsarlos como pretendemos”. De hecho, en otras culturas, como la nipona, lo que está mal visto es sonarse en público, y no sorber los mocos.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Apagar el despertador y dormir 10 minutos más o despertarse a la primera?

WB87791788

Seguramente eres de los que piensan que esos 10 minutos marcan la diferencia. Pues, según los expertos, ese plus de sueño no va a colaborar a que descanses más, ya que no son suficientes para que el sueño que nos echamos sea reparador.

“Si no has dormido suficiente, lo normal es que el zumbido te despierte en medio de un ciclo profundo y lo interrumpamos sin poder volverlo a coger. Lo mejor es que nos vayamos a la cama entre 30 a 60 minutos antes”, recomienda el Dr. Gonzalo Pin, de la unidad del sueño del Hospital Quirón de Valencia.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest